Consejos y Más
T  +/ -       
Agotamiento

 Agotamiento. Un problema actual.

 

Los cambios de estación, el estrés, no respetar los horarios de las comidas y de sueño, dormir poco o seguir una dieta rica en grasas son algunas de las causas que nos hacen sentirnos cansados.

Detrás del agotamiento continuo, no sólo nos encontramos con una agotadora agenda laboral, personal y familiar, sino que pueden esconderse una serie de costumbres, actitudes y pensamientos, que  van sustrayendo las reservas energéticas y por tanto deben mantenerse a raya.

 

1. Dormir.  Dormir menos de las alrededor de ocho horas necesarias es un hábito que a corto plazo causa problemas como la dificultad para concentrarse y lagunas de memoria, irritabilidad, fatiga y debilidad de las defensas orgánicas.

Además el organismo funciona con ritmos biológicos regidos por los ciclos de sueño y vigilia, durante los cuales produce distintos tipos de hormonas adaptados a cada etapa. Si no se descansa lo suficiente por la noche el cuerpo no recupera la energía que ha gastado durante la jornada.

2. Desayunar poco o mal. Después del ayuno nocturno, hay que comer para reponer fuerzas e incorporar los nutrientes que el cuerpo y el cerebro necesitan para partir y funcionar a buen ritmo. Tomar mucho café, aporta un rápido aumento de vitalidad, debido al efecto estimulante de la cafeína y la energía del azúcar, pero este efecto dura poco y cuando pasa, llegan un mayor cansancio y apetito. Desayunar un lácteo, pan de cereales y una fruta o su jugo, es una buena opción para comenzar el día.

3. Reducir el consumo de alcohol y de tabaco, helados y productos de repostería, porque provocan altibajos importantes desde el punto de vista emocional y energético.

 

La alimentación. Una buena herramienta.

 

  • Consumir más hierro. Su carencia produce debilidad y cansancio así que, debemos comer pescado, cereales, legumbres, verduras (en especial espinacas y zanahorias) y fruta (las uvas y los higos aportan más energía), frutos secos. No debemos olvidar los minerales, especialmente el zinc, el magnesio y el potasio, necesarios para el correcto funcionamiento del sistema nervioso. Están en los frutos secos, las legumbres, los cereales integrales y el marisco, que han de estar presentes en el menú.
  • Comer pescado y lácteos. Los cambios en los niveles de serotonina también provocan alteraciones del estado del ánimo, por eso conviene consumir alimentos ricos en triptófano (un aminoácido fundamental para el organismo) como pescados, leche y derivados, huevos, plátano y lechuga.
  • Consumir vitamina B. La carencia de vitaminas del grupo B, que actúan sobre el sistema nervioso y mental, puede ocasionar altibajos, así que es recomendable tomar levadura de cerveza, melón, repollo y vegetales.

 

En definitiva, lo que necesitamos para conseguir superar un estado de cansancio permanente es una alimentación con menos calorías y grasas y más saludable.

Vitaminas. Un buen aliado.

 

CNP Vitamin Max 60 Cápsulas

 

Multivitamínico que contiene los nutrientes, vitaminas, minerales  y antioxidantes esenciales para mejorar su vitalidad. Incrementa el ánimo y entrega la energía necesaria para un día activo.

Dosis Usual: 1 Cápsula al día.

Enviar por E-Mail