Consejos y Más
T  +/ -       
Antioxidantes

 Antioxidantes. Una herramienta contra el envejecimiento. 

En la antigüedad, las mujeres veíamos cómo el tiempo hacía estragos en nosotras, sin poder hacer nada al respecto.

Con el paso del tiempo, cada vez nos sentimos más cansadas, la piel pierde su elasticidad  y nos cuesta más trabajo bajar de peso, pero sin duda lo que más nos preocupa a la mayoría de las mujeres son las arrugas, principalmente si están en nuestro rostro, pues éstas son las que nos delatan.

 

La lucha contra los radicales libres

Hoy sabemos que el envejecimiento es consecuencia de la acción de los radicales libres, que causan un desgaste en el organismo. El tabaco, el alcohol, la contaminación y los medicamentos provocan la sobreproducción de radicales libres que aceleran el envejecimiento prematuro de la piel, un proceso que puede agudizarse si no aparecen en escena los antioxidantes correctos.

 

Los antioxidantes. Efectos positivos en nuestro organismo.

Los antioxidantes tienen múltiples acciones benéficas en el cuerpo humano empezando por la piel, a la que protegen de las insuficiencias de oxígeno que se originan, por ejemplo, al vivir en un ambiente muy contaminado.

Incrementan el metabolismo de las células, lo cual tiende a retardar el envejecimiento, también mejoran la capacidad de la célula para curarse a sí misma, contrarrestan la inflamación que es el fenómeno que precede a las líneas y las arrugas del rostro.

Activan a las enzimas encargadas de digerir al colágeno de la piel que ha sido dañado por los radicales libres y por los azúcares refinados que consumimos constantemente.

Mejora también el flujo sanguíneo que alimenta a la piel y contrae el tamaño de los poros.

Los antioxidantes también se  pueden aplicar tópicamente, es decir, directamente en la piel, a través del uso normal de cremas que tengan adicionados estos componentes, puesto que aumentan la producción de energía a nivel celular, lo que acelera el metabolismo de la piel logrando que se regenere a sí misma. 

 

Mantener un cutis sano.

 Existen acciones sencillas que nos permiten mejorar la apariencia de la piel, y por tanto sentirnos mejor. 

  1. Asegúrate de que tus ciclos menstruales sean regulares, señal de que estás produciendo hormonas femeninas de manera equilibrada, lo que estimula la producción correcta de colágeno y elastina, los dos principales ladrillos constructores de tu piel.

  2. Elimina alimentos procesados y empaquetados, así como embutidos y bebidas embotelladas.
  3. Toma 10 vasos de agua, repartidos durante el día y alejados de los alimentos.
  4. No tomes más de una copa de alcohol al día.
  5. Elimina el azúcar, principal agresor directo de tu colágeno.
  6. Toma el mejor antioxidante que tu bolsillo pueda comprar.
 

La Vitamina E.

 

La vitamina E es un excelente antioxidante que protege a las células del daño producido los agentes oxidativos del medio, retarda el envejecimiento prematuro y disminuye las probabilidades de adquirir las llamadas enfermedades degenerativas, como son las que afectan a los sistemas cardio y cerebrovascular.

 

CNP Vitamin E 30 Cápsulas Blandas

 

Dosis Usual: 1 Cápsula al día.

Enviar por E-Mail